Consejos

LLANTAS

El material de fabricación de las llantas influye en la temperatura alcanzada por el neumático con el transcurso de las vueltas. El magnesio es más poroso que el aluminio y tiene mayor tolerancia al calor, manteniendo más constante la temperatura de los neumáticos. A su vez, las llantas de aluminio facilitan un aumento de la temperatura, con el consiguiente aumento de la presión interna durante la carrera, factores que deben ser tenidos en consideración en la fase de llenado de los neumáticos. El uso de tornillos de seguridad en las llantas - obligatorio en las competencias internacionales - es muy conveniente cuando se usan presiones inferiores a 13 PSI. Estos tornillos ejercen una función anti-destalonamiento, y son muy indicados sobre todo en circuitos con curvas a alta velocidad y donde el asfalto tiene mucha goma. La variación de la geometría y dimensiones de las llantas influye directamente también en el rendimiento de los neumáticos.

 

SEGURIDAD

*Personas capacitadas deben armar los neumáticos, usando equipo de seguridad (gafas) y teniendo las precauciones necesarias. *Nunca se llena con aire el neumático con más presión que la máxima sugerida por el fabricante. Si se enfrentaran dificultades al armar el neumático, se debe desarmar y repetir el proceso, cerciorándose de que no hay ningún problema con la llanta. * Nunca se debe permanecer cerca de la rueda mientras la están llenando. Si hubiera una explosión, los trozos de la llanta pueden causar heridas. *Tras el llenado de aire, se debe comprobar que los neumáticos estén correctamente armados en la llanta, cerciorándose que no haya pérdidas. Esto se puede hacer con jabón neutro, para confirmar si hay burbujas de aire, especialmente alrededor de la válvula. *Es necesario cerciorarse de que el neumático no tiene ningún corte, agujero o anomalía en goma antes de una carrera, especialmente cuando se trata de un neumático utilizado en otra carrera anterior.

 

HERRAMIENTAS

Se aconseja adquirir algunas herramientas muy útiles para armar y desarmar neumáticos: máquina para desarmar neumáticos, para quitar válvulas, tira o estera metálica, soporte para alineación, jabón neutro para ayudar en el armado, manómetro y, por supuesto, aire comprimido a disposición.

 

DESARMADO

Para vaciar de aire completamente el neumático, se quita la válvula que está dentro del conjunto usando un dispositivo para desarmar válvula, un pequeño y útil herramienta que tiene una ranura en la punta que se sujeta en la válvula. También es posible vaciar el neumático presionando la válvula, y teniendo en cuenta la cantidad de aire que hay dentro. Éste, sin embargo, es un proceso más lento. Algunas llantas, sobre todo las de magnesio usadas en competencias importantes, tienen tres tornillos fijos ubicados cerca del borde externo en una posición radial de 120° para evitar que se destalone. Estos tornillos son prácticamente indispensables en situaciones de alta velocidad en recorridos en curva y calibrado de baja presión. Sin ellos, el flanco del neumático se puede deformar y se corre el riesgo de que se separe el talón de la llanta. Es necesario que se destornille casi por completo, para que no sobrepasen en el canal de la llanta, con el objetivo de no crear obstáculos para destalonar el neumático. Luego, presente la espátula de la máquina sobre el flanco del neumático, cerca de la banda de la llanta y presiónela en varios puntos hasta separar el talón del neumático del borde de la llanta. Después de dar vuelta la llanta en la máquina de desarmar, repita la operación, siempre con cuidado para que no se abollen los bordes de la llanta. Se aprieta la banda de rodado hacia afuera, tratando de dar vuelta hacia dentro los flancos del neumático hasta la mitad de la circunferencia (Fig. 1). Con una mano se sujeta la llanta y se dobla el neumático en la parte de arriba; con la otra mano, se fuerza la llanta hacia dentro del neumático (Fig. 2). Luego, se lo gira y se fuerza la llanta hacia fuera (Fig. 3), si fuera necesario, se puede usar jabón sobre el talón.

 

ARMADO

Las operaciones de armado ocurren en el sentido inverso al desarmado. Para volver a armar el neumático es conveniente enjabonar ligeramente los talones con un pincel mojado en jabón húmedo (Fig. 1). No use otros productos, tales como lubricantes o grasas.Antes de comenzar el armado es necesario observar el lado de rotación del neumático para colocar la llanta del lado correcto. Se presenta el neumático con el sentido de rotación correcto y se coloca la parte interna de la llanta, apretando, haciendo girar y dejando parado el neumático (Fig. 2). Al llegar a ese punto, falta colocar el lado interno del neumático. Doble la parte interna del neumático, forzándolo hacia dentro (Fig. 3). Coloque la llanta con la parte interna hacia arriba, sujete la llanta y el neumático con una mano y fuerce el neumático hacia dentro con la otra (Fig. 4). Para entalonar el neumático en la llanta, colóquela en posición de marcha y llénela con una presión superior a la de trabajo, 42 a 56 PSI, como máximo, para lograr un rápido llenado (Fig. 5). Es conveniente quitar la válvula (si no fue hecho antes) para que tras el entalonamiento del neumático en la llanta, el aire salga rápidamente y se evite la deformación de la estructura del neumático. La parte central de la banda de rodado – que bajo presión puede deformarse-se enrolla con la banda metálica, que cuenta con un sistema de cierre; o con la cinta bien cerrada para evitar que se rompa la tela y facilitar la proximidad de los talones al borde. Ésta es una etapa muy delicada, debido al eventual riesgo de explosión de la llanta. Algunas empresas preparan embalajes de seguridad en las cuales se coloca la llanta mientras se realiza el llenado por alta presión, pues son capaces de sujetar los fragmentos, resultado de una posible e indeseada explosión. En cualquier situación es indispensable protegerse con gafas de plástico del tipo seguridad y mantener el rostro lo más alejado posible de la rueda. Cuando el neumático esté entalonado a la llanta, se recoloca la válvula y posteriormente se calibra el neumático con la presión adecuada al tipo de goma y a las condiciones de la pista.

 

CALIBRADO

*Pistas con poca adherencia suelen exigir un calibrado más alto. Inicialmente considere una presión entre 13 y 15 PSI (neumático caliente). *En cambio, en circuitos con mucha goma, lo que suele suceder cuando hay muchos karts en la pista, se aconseja el uso de un calibrado menor (10 a 13 PSI, con neumáticos calientes). *Cambios de la temperatura atmosférica influyen en el comportamiento del kart. *Los neumáticos con compuesto más blando pueden exigir un calibrado menor que el de los neumáticos con compuesto más duro. *El manómetro es un equipo utilizado para medir la presión de los neumáticos, componente fundamental entre las herramientas de cualquier taller. Invierta en un buen manómetro, evite que se caiga o su utilización incorrecta para conservarlo en perfectas condiciones.

 

TEMPERATURA

* Los neumáticos para kart son diseñados para alcanzar los mejores niveles de performance cuando la banda de rodado trabaja a temperaturas que varían entre los 80 y 90°C. El pirómetro es el equipo indicado para medir la temperatura de los neumáticos. Es importante hacer notar que los ajustes en el kart o adaptaciones de estilo de manejo pueden determinar que los neumáticos trabajen en una temperatura estable potenciando la performance y evitando el desgaste prematuro. El tipo, las condiciones de cada asfalto y las características de cada circuito también influyen directamente en la temperatura alcanzada por los neumáticos.

 

BALANCEO

El balanceo del conjunto llanta neumático es un punto fundamental para lograr el mejor rendimiento del kart. Llantas desalineadas causan vibraciones, incomodidad para conducir, excesivo desgaste de los neumáticos y reducción del rendimiento. El balanceo de una rueda de kart se hace con el mismo puesto sobre un caballete, sin utilizar una máquina alineadora. Las ruedas delanteras pueden ser balanceadas en el propio kart, mientras que las traseras exigen un soporte. El Balanceo ideal depende del equilibrio del peso del conjunto, el cual puede ser visto cuando, tras varias rotaciones, la rueda se detiene siempre en posiciones diferentes.Se usa plomo para balanceo, desengrasando bien la rueda antes de fijarla definitivamente.

 

ALMACENAJE

Los neumáticos deben ser vaciados de aire por completo tras un entrenamiento o carrera, para evitar la deformación resultado del calentamiento de la goma. Muchas veces un mismo juego de neumáticos se utiliza en más de una serie de carreras; esto evita sorpresas desagradables y cambios bruscos en el comportamiento del kart.